Harlem años 30 y mafiosos singulares.





El barrio afroamericano de EEUU por excelencia vivió durante los años 20 y principios de los 30 una época de esplendor conocida como Harlem Renaissance en plena crisis financiera de principios de siglo, gracias en parte a locales como el teatro Apolo o el Cotton Club, la literatura y la pintura afloraron y el Jazz terminó de dar forma a una época caracterizada por la Ley Seca y los enfrentamientos entre las bandas de gangsters.

Calles de Harlem durante el Renaissance.
En esta época, el barrio sufrió una lucha por el control del territorio a manos de varias bandas criminales organizadas, tanto por el contrabando de alcohol, como por hacerse con una parte de las apuestas ilegales, si bien eran mas o menos independientes, estaban bajo la atenta mirada de las bandas italianas, de ahí la peculiaridad de la escena, puesto que estaban alejadas del dominio casi exclusivo de los italianos, quizás en parte a que Harlem siempre ha sido un barrio multicultural, y quizás en parte sea porque en esa época también llegó a librarse la que es conocida como "Guerra de Castellemmarese" (1929-1931) lo que permitió a una serie de líderes rebeldes hacerse un hueco en el oscuro mundo del Hampa neoyorquino, que si bien en ocasiones tenían un área de influencia mayor que el que se limitaba a Harlem, trasladaron en mayor parte el escenario al barrio del Alto Manhattan.


Dutch Schultz el Holandés.
Quizás el personaje central de esta historia sea el conocido Dutch Schultz, auto nombrado a si mismo de esa manera en homenaje a un conocido gangster del siglo XIX y apodado El Holandés, personaje extraordinariamente rácano y contradictorio, se declaró a lo largo de su vida como judío, católico y protestante. Fue uno de los señores del crimen mas prominentes de la era de la prohibición, amo de un imperio que se extendía desde el Bronx hasta Harlem, llegó a ser una molestia para la misma Mafia y era conocido por ser un psicópata cruel e impulsivo que hizo siempre la guerra por su cuenta y se enfrentó a todo oponente que se interpusiera en sus intereses. Entre sus retorcidos métodos de persuasión se encuentran prácticas de tortura retorcidas como la que le practico a un tal Joe Roth, dueño de un local nocturno el cual no quiso doblegarse ante las exigencias del Holandés, para convencerlo tras una larga sesión de tortura infligida por el propio Schultz le vendó los ojos con un paño infectado con gonorrea dejándolo ciego para el resto de su vida.


Legs Diamond.
A pesar de que tuvo problemas territoriales con el mismo Vito Genovese, se enfrentó a otros rivales caracterizados por poseer una gran dureza, como el mítico Legs Diamond, que si bien no era de Harlem ni operaba por la zona, tuvo  un importante papel para los personajes que rodean la trama, traficante y estafador del que todos desconfiaban por desleal y traicionero, tenía el apodo de "Legs" (piernas) por la extraordinaria facilidad que tenía para salir vivo de los múltiples atentados que hubo contra su vida. De origen irlandés, miembro de los Hudson Dusters y encarcelado por negarse a cumplir el servicio militar durante la Gran Guerra, comenzó su carrera criminal en la mítica banda, aunque desde el principio mostró sus defectos como hombre de los bajos fondos. Tras convertirse en una figura destacada de dicha banda trabajó como guardaespaldas para Jacob "Pequeño Augie" Orgen (asesinado por Lepke Buchalter) en 1923 y para Arnold Rothsthein en 1928, aunque ambos fueron asesinados a manos de sus rivales sin que Legs pudiera hacer nada y sobreviviendo en las dos ocasiones a los disparos recibidos a pesar de que en una de ellas los médicos lo habían dado por muerto. Tras la muerte del gran Rothsthein, Legs se hizo con un puesto en el mundo del Hampa, siendo poseedor del Hotsy Totsy, elegante club nocturno situado en Broadway. Los problemas llegaron para Legs cuando él y su lugarteniente Charles Entratta mataron a dos matones en su propio club en presencia de testigos, por lo que tuvieron que eliminar a un total de ocho personas para poder lograr que la policía enterrara el asunto por falta de testigos. Pero mientras, Legs y su lugarteniente tuvieron que pasar un tiempo escondidos por lo que Dutch aprovechó la situación para coger una parte del territorio de Legs...y el Holandés no tenía intención ninguna de devolver lo que ya había cogido. Siendo como era Dutch, consiguió aún así que todos se pusieran de su parte puesto que al parecer, por lo visto Legs era mucho mas fácil de odiar, ya que tenía fama de abandonar a sus socios en los momentos mas difíciles. La guerra comenzó de manera abierta cuando el irlandés eliminó a Joey Noe, socio y amigo desde la infacia de Schultz, para el que fue un duro golpe. El Holandés no tardó en responder así que una noche en la que Legs pasaba una velada romántica junto a su amante en el hotel Monticello unos matones de Dutch entraron tras la traición de un hombre bajo las ordenes de Legs y le dispararon cinco veces, en el hospital los médicos condenaron nuevamente al gangster pero nuevamente salió del hospital por su propio pie. Seis meses mas tarde del tiroteo, al norte de Acra en Nueva York, nuevamente se atentó contra Legs, el cual recibió tres disparos, uno en el brazo, otro en los pulmones y otro en el hígado, nuevamente para los médicos fue impensable que saliera con vida...y nuevamente se recuperó, para el asombro de todos y especialmente de Dutch que no daba crédito a lo acontecido, hasta el punto de que volvió a la acción presumiendo de que se haría con una parte del negocio de Waxey Gordon, importante traficante de la época. Finalmente en Diciembre de 1931 y tras cuatro años y 17 balas, el Holandés consiguió acabar con la vida del gangster mas duro de roer de la historia cuando dos hombres entraron en la residencia donde se hospedaba y uno de ellos le disparó directamente en la cabeza, finalmente uno de los dos aseguró "Este hombre no es humano". Cuando le preguntaron a Dutch por la muerte del gangster irlandés se limitó a decir "Era sólo otro tipejo que metía las manos en mis bolsillos."


Foto de Vincent Coll al salir del juicio por asesinato.
Otro psicópata y de peor calaña al que se tuvo que enfrentar el Holandés fue a Vincent "Perro Rabioso" Coll, el cual sólo rivalizaba en crueldad con el propio Dutch al que había contratado para su banda tras haberse ganado fama como violento, lo que hizo que el negocio de Dutch creciera mientras Vincent estuvo en su banda. Ya a los 19 años Coll había sido acusado de asesinar al propietario de un local que se negaba a comprar alcohol de contrabando a Schultz. Hay dos versiones de el porque empezó la guerra entre los dos asesinos; la primera responde a que Vincent montó en cólera porque Dutch se negó a pagar la fianza para sacarlo de la cárcel, la segunda a que las hostilidades se debieron a que mandó a paseo al irlandés tras la petición de asociación que le había formulado. En todo caso la guerra comenzó en 1931 y una de las primeras víctimas de la guerra fue Peter Coll, hermano de Vincent asesinado en las calles de Harlem. Para costearse la guerra contra el Holandés, el Perro, hizo todo tipo de trabajos desde aceptar por encargo de Salvatore Maranzano el asesinato de Lucky Luciano por 50.000 dólares (el cual no llevó a cabo) hasta secuestrar al socio de Ownney Madden, Jean "Big Frenchy" De Mange para pedir un rescate. Perro Rabioso estaba totalmente fuera de sí y descontrolado, y su cenit de locura lo alcanzó cuando hirió al disparar desde un coche en marcha junto a sus hombres en la calle 107 con 6, a un niño de tres años, otro de siete y además matar su hermano de cinco años, al intentar matar en plena vía pública a Joey Rao, uno de los lugartenientes del gangster judío quién salió ileso del tiroteo. A partir de aquí Coll se ganó la enemistad y el odio de todos, incluida la prensa, se ofreció una recompensa de 30.000 dólares para quien colaborara con la captura de los asesinos y finalmente a pesar de los intentos de Coll por escapar de la justicia, un tal George Bretch acusó a la banda de psicópatas irlandeses y se llevó a Coll ante la justicia, que sin embargo fue puesto en libertad junto a Frank Giordano gracias a la brillante intervención de su abogado. Así la guerra volvió a las calles, lo que sumado a la infame "Guerra de Castellemmarese"  seguida del asesinato de Maranzano, y la muerte de Legs Diamond, habían regado de cadáveres las calles de Nueva York, por lo que era necesario dejar de llamar la atención y poner punto y final a la guerra entre las bandas del judío y del irlandés, así que Ciro Terranova, subjefe de la Familia Morello (predecesora de la familia Genovese) dio un ultimátum al Holandés para que deshiciera de Vincent "Perro Rabioso" Coll. Y así ocurrió, pues el 8 de Febrero de 1932, el gangster fue cosido a balazos en una cabina por los hombres de Schultz cuando hablaba por teléfono desde una cabina con Ownney Madden el cual le había tendido una trampa.  



La Reina de los bajos fondos de Harlem.
 Otro gangster al que tuvo que enfrentarse Dutch fue con Bumpy Morgan, que a diferencia de sus anteriores rivales sobrevivió al sanguinario gangster judío. Fue uno de los míticos gangster de color de EE.UU. y debe su apodo a una protuberancia que le sobresalía de la parte posterior de la cabeza. Nació en Carolina del Sur en 1906 y se trasladó a Nueva York a la edad de 14 años donde se asentó en el Harlem negro, en el cual entraría formar parte de la organización de Stephanie St. Clair  "Queenie" (La Reina). Stephanie era una mujer negra de Martinica que había llegado a EE.UU. vía Marsella, una vez en Harlem invirtió 10.000 dólares en el negocio de las loterías de apuestas, llegando a convertirse en la reina de los bajos fondos de Harlem con la ayuda de su banda "Los Cuarenta Ladrones", un grupo de temidos gángsters negros dirigidos por un arrogante y violento Bumpy, que no dudaba en enfrentarse incluso a los gángsters blancos que intentaban hacerse con el negocio de apuestas de Harlem, por lo que llegó a ser un héroe entre la gente de color del barrio. Protagonizó una legendaria y sangrienta lucha en las calles contra la banda de Bub Hewlett, otro legendario gangster negro que acabó bajo las ordenes de Schultz para presionar a los corredores de apuestas negros que no pagaban al Holandés. Otro gangster negro con el que estuvo enfrentado La Reina fue con Casper Holstein, el cual reclamaba haber creado el negocio de la lotería de apuestas, éste fue secuestrado por cinco hombres blancos en extrañas circunstancias no aclaradas. Dutch quería hacerse con una parte (o con todo) del negocio de apuestas de Harlem, incluso, gracias a un tal Otto "Abbadabba" Berman consiguió manipular las loterías para que Dutch siempre ganara, lo que le proporcionó un beneficio de entre 12 y 14 millones de dólares de la época, pero este fraude llevó al judío a juicio aunque como era habitual en la época, la justicia procesó al gangster por evasión de impuestos y no por tantos crímenes cometidos, y volviendo a lo habitual, el Holandés salió indemne del proceso gracias a sobornos e intimidaciones. Finalmente tras la mediación de Lucky Luciano con la intención de proteger sus intereses, Bumpy que se había convertido en una especie de asociado de la familia Genovese, consiguió convencer no sin dificultades a La Reina para firmar un alto el fuego, quien tuvo que ceder a la presión y pagar una tasa de protección a las banda de Schultz y a la Familia, a cambio de tener absoluto control sobre la lotería, el tráfico de drogas y en general sobre el mundo del crimen en Harlem.


Bumpy Morgan, el gangster negro
que se enfrentó al Holandés.
El Holandés hizo su jugada maestra, ahora era dueño de casi todos los bajos fondos donde se llegó a decir "Si no trabajas para el holandés no trabajas para nadie". Pero a pesar de haber eliminado o inmovilizado a sus enemigos aún le quedaba el mas difícil de todos, había puesto los ojos en el fiscal del distrito Thomas Dewey, quien había declarado la guerra a la mafia y había triunfado en 72 condenas de 73 procedimientos efectuados, con la única excepción de Dutch Scultz... Tras este primer juicio Dutch propuso a La Comisión mediante Albert Anastasia hacerse cargo del fiscal, pero las intenciones del holandés llegaron a oídos de Lucky Luciano y Meyer Lansky que se negaron a dar vía libre al Holandés en sus propósitos puesto que el asesinato de un fiscal traería peligrosas consecuencias para las actividades de la Mafia, perderían la cobertura policial y la influencia política. Tras la negativa, Dutch montó en cólera y se empeñó en dar muerte al fiscal él mismo, por lo que se convirtió en un peligro para los intereses de La Comisión, así que se le extendió un "contrato" al gangster judío que corrió a cargo de Asesinos S.A, que era el brazo armado de la Mafia. Curiosamente tras el asesinato de Dutch el fiscal puso la mira en Lucky Luciano al consiguió encarcelar por proxenetismo. Finalmente el 23 de Octubre de 1935, dos torpedos fueron a un local llamado Chop House en Nueva Jersey y mataron a Dutch mientras estaba en el baño y luego a los guardaespaldas. El Holandés murió un día después en el Hospital de Newark tras ser bautizado por un sacerdote ya que quería morir como un católico. Sus enemigos por fin podían estar tranquilos.


Otro hampón relacionado con toda esta enredada trama es Owney Madden, nacido en Inglaterra pero de origen irlandés ha pasado a la historia como  el dueño del célebre Cotton Club y por su habilidad para hacer negocios en el mundo del crimen durante la era de la prohibición. Antiguo integrante de la Banda Gopher en el primitivo Five Points y promotor de boxeo, se hizo con el local mientras cumplía condena en la cárcel de Sing Sing. Socio de Frank Costello, dirigió su particular imperio del crimen desde el local nocturno en el que triunfaron muchas estrellas negras del espectáculo como Billie Holiday, Louis Amstrong o Duke Ellington, aunque generalmente se les denegaba el acceso a personas de color. Siempre estuvo acompañado por su amigo Jean "Big Frenchy" De Mange, antiguo líder de los Hudson Dusters, era una especie de embajador del crimen organizado que se caracterizaba por su uso de la diplomacia y su habilidad por evitar la violencia. Ownney se vio involucrado en el asesinato de Vincent "Perro Rabioso" ya que éste, como había mencionado antes, secuestro a su socio "Big Frenchy" para pedir un rescate de 100.000 dólares aunque se dice que sólo pagó menos por la vuelta de su socio francés y éste se negó a dar detalle alguno del secuestro, a partir de entonces el negocio de Madden fue objetivo del Rabioso Coll, hasta que finalmente el dueño del elegante club cooperó en el asesinato del problemático gangster.

El célebre Cotton Club, cerró en 1940.

Con la muerte de Dutch murió una forma de entender la violencia en el mundo del crimen, ese hecho unido al levantamiento de la Ley Seca y mas tarde quizás con el cierre del Cotton Club dio fin a una era marcada por los continuos tiroteos entre bandas, la mafia italiana organizada ya en Las Cinco Familias junto a sus aliados judíos pasó a dominar casi por completo el panorama criminal de Nueva York, la nueva mafia tenía una nueva forma de hacer negocios, y éstos se harían a gran escala y ya no tanto en los bajos fondos.

3 comentarios :

  1. Conocí un poco la historia de este personaje en la serie de HBO y que me pareció interesante conocer un poco más sobre Lucky Luciano y estoy impactada por todo lo que paso en su vida, no cabe duda que el poder puede corromper a un hombre.

    ResponderEliminar
  2. existen tres peliculas en las que se nombra al holandes, unaes cotton club, otra hampones, en esta andy garcia es luky luciano. y la tercera el regreso de charleston blue, un gunster basado en bumpy morgan, se le nombra solo de pasada. pero me llamo la atencion, por que habia visto cotton club un tiempo antes, en esta aparece la reina de anciana. en internet es menos conocido que otros gunsters, los mas famosos son los italianos.

    ResponderEliminar